La historia de Rodrigo y su experiencia con Tourette

“Tourette es mi amigo incómodo; no siempre me gusta, pero lo que sí me gusta es poder ayudar a los demás para que vean que con Tourette, también puedes ser feliz”. Rodrigo, Abril 2021.

Rodrigo fue diagnosticado a los 9 años con síndrome de Tourette, condición que nosotros como padres no sabíamos que existía y que aunque habíamos visitado a su pediatra, sus tics parecían algo transitorio. Sin embargo, en enero de 2021, y de un momento a otro, sus movimientos y sonidos escalaron demasiado, hasta que llegaron a ser incapacitantes y hacían que su día fuera agotador. Rodrigo sudaba todo el tiempo; le salieron ojeras, estaba desesperado y triste.


Inmediatamente decidimos buscar ayuda y tres neuro pediatras nos dieron el mismo diagnóstico: “su hijo tiene síndrome de Tourette y no tiene cura”.

Puede sonar exagerado, pero para nosotros el mundo nos cayó encima. Jamás habíamos escuchado esto y nuestro hijo no tenía solo tics; sus movimientos no le permitían ni siquiera comer y en nuestra falta de conocimiento creímos que siempre sería así y que no había nada que pudiera ayudarle.

Afortunadamente hemos encontrado en el camino personas excepcionales que nos han ayudado a encontrar el mejor tratamiento para Rodrigo. Tiene un equipo de médicos, familiares y amigos que le apoyan y le animan y eso es todo para nosotros.

Sabemos que el camino es largo, pero sabemos que siempre podremos hacer algo para ayudarle.

Y así como nosotros hemos encontrado el camino también, queremos ayudar a todas las familias y a todos nuestros niños; queremos crear conciencia en la sociedad para que ellos tengan un futuro de respeto y armonía.

No dudes en buscarnos; nuestra familia te dará todo el apoyo que podamos. 

Con cariño, los papás de Rodrigo.